Fisioterapia manual

El tratamiento mediante fisioterapia manual es uno de nuestros servicios más destacados y solicitados por nuestros pacientes. El objetivo principal es explorar las regiones anatómicas, realizar un diagnostico acertado y aplicar la solución que nuestro fisioterapeuta crea más conveniente. A través de la terapia física, tratamos las dolencias agudas y crónicas para que, entre otros muchos beneficios, podamos reducir el dolor y recuperar la funcionalidad perdida de nuestro cuerpo. 

En Eric Vicens Centre de Fisioterapia contamos con varias herramientas de gran utilidad para conseguir nuestros objetivos: desde la aplicación de masaje para descontracturar, oxigenar y nutrir el músculo hasta el uso de la punción seca para tratar nuestros puntos gatillo. 

Servicios de fisioterapia orientados a tu bienestar

Masaje terapéutico

Es una de las técnicas más usadas en fisioterapia para el tratamiento de diversas patologías. Su objetivo principal es mejorar la salud y el bienestar del paciente tratando los efectos negativos de una lesión o dolencia.

Masaje descontracturante

Un masaje descontracturante alivia el dolor, disuelve contracturas y relaja la musculatura tensa. Activaremos la circulación sanguínea y de la linfa. Haremos que nuestros músculos vuelvas a ser igual o más funcionales.

Drenaje linfático

Consiste en un tipo de masaje de intensidad suave y repetitivo en cuanto al ritmo. Mas lento que el masaje terapéutico o el descontracturante, busca favorecer la activación de la linfa y la eliminación de líquidos estancados.

Rehabilitación

Nuestro objetivo es restablecer la movilidad limitada o perdida como consecuencia de una lesión.

Punción seca

Se trata de una técnica invasiva cada vez más usada en el mundo de la fisioterapia. Su objetivo es eliminar los puntos gatillo (puntos dolorosos en la musculatura que suelen causar un dolor irradiado).

Descubre la experiencia de nuestros pacientes

Preguntas frecuentes sobre la Fisioterapia manual

Si. En nuestro centro contamos con una silla de masaje donde tu posición será sentada. Por otra parte la musculatura del cuello puede tratarse en decúbito supino (boca arriba).

Es una contracción de un conjunto de fibras musculares de forma involuntaria y que no desparece si no es tratada adecuadamente. Tener una contractura implica dolor y una alteración del normal funcionamiento de un músculo.

En una sesión de fisioterapia, que en nuestro centro suele durar alrededor de 45-50 minutos, el/la fisioterapeuta realizará una valoración de nuestra lesión o dolencia basándose en  las explicaciones que damos nosotros y una exploración física realizada por el profesional.

Una vez haya concluida cual es el origen de nuestro problema, el fisioterapeuta aplicará aquellas herramientas (terapias de las cuales dispone) que crea más convenientes para nuestro caso.

Una vez finalizada la sesión,  acordaremos con el fisioterapeuta si es necesario o no realizar una segunda sesión. 

Cada caso es único y especial, y así será tratado en nuestro centro. Es difícil establecer un número de sesiones aunque según la patología podemos tener alguna referencia.

Al final de cada sesión de fisioterapia se valorará la posibilidad de realizar otras. 

Nuestros pacientes tienen un número de whatssap para realizar cualquier consulta con nuestros fisioterapeutas. Lo más importante es que sepas que estamos haciendo y el por qué.

Si. Durante una sesión de fisioterapia se realiza mucho estimulo sobre el músculo y se le “obliga” a trabajar haciendo que se oxigenen y disuelva contracturas. La sensación post sesión es más bien una molestia o  de agujetas.

Ante cualquier duda sobre dolor tras la realización de la sesión, escríbenos para comunicarnos esta información y te responderemos encantados.

Una vez haya concluida cual es el origen de nuestro problema, el fisioterapeuta aplicará aquellas herramientas (terapias de las cuales dispone) que crea más convenientes para nuestro caso.

Una vez finalizada la sesión,  acordaremos con el fisioterapeuta si es necesario o no realizar una segunda sesión. 

No. Un fisioterapeuta es un profesional de la medicina y conoce diferentes ámbitos como la fisiología, anatomía y patología médica. Puede aplicar técnicas específicas que un masajista, por su formación, no conoce. Digamos que, el masajista está más orientado a la relajación, mientras que el fisioterapeuta, conocen a la perfección el cuerpo y son los únicos capacitados para llevar a cabo una terapia.

Ante cualquier duda sobre dolor tras la realización de la sesión, escríbenos para comunicarnos esta información y te responderemos encantados.

Una vez haya concluida cual es el origen de nuestro problema, el fisioterapeuta aplicará aquellas herramientas (terapias de las cuales dispone) que crea más convenientes para nuestro caso.

Una vez finalizada la sesión,  acordaremos con el fisioterapeuta si es necesario o no realizar una segunda sesión.